Ya... sabemos que es una de las pesadillas del Administrador de Fincas: elegir un proveedor de servicios para una comunidad y que realice un mal trabajo repercutirá directamente en la figura del Administrador. Si realiza alguna tarea de forma desastrosa, con mala praxis o falta de seriedad, todas esas características negativas recaen, de forma directa y precipitadamente proporcional -como un jarro de agua fría lanzado a la cara- en el mediador, es decir: en el estoico Administrador de Fincas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies